El nuevo eslabón de la Cadena de Papel

El nuevo eslabón de la Cadena de Papel
Me levanté hace algo más de dos horas para trabajar en el nuevo eslabón de la Cadena de Papel que comencé a engarzar hace años con «Las violetas del Círculo Sherlock» y que prosiguió con «La tumba de Verne», «Agatha escribía con sangre», «Los fantasmas de Bécquer» y «El enigma Dickens». En medio, escribí otros libros que me llamaban imperiosamente. Pero desde hace algo más de tres años sabía que a mi Cadena le faltaba al menos un eslabón. Un eslabón doble.
Y aquí me tenéis, dándolo forma a diario, incluso un domingo de madrugada.
Ojalá os valga la pena. A mí, me vale la alegría.

Entradas similares

Ir al contenido