Tumba de Keops

La Gran Pirámide de Keops es uno de los monumentos más maravilloso de cuantos he visitado. Narrar la impresión que me causó exteriormente y el impacto que me provocó su interior hasta alcanzar la llamada Cámara del Rey, requería un libro, y ése no es el propósito ahora. Únicamente, me referiré brevemente al supuesto sarcófago del rey, de tosco granito, que contrasta violentamente con la pulcritud del corte y pulimento de los gigantescos bloques de piedra que conforman la pirámide.

Aceptemos, al menos durante unas líneas, que realmente la pirámide se construyó por iniciativa del rey Keops, que perteneció a la IV Dinastía y cuya vida se desarrolló entre 2589 y 2566 a.C, según alguna de las cronologías más populares. ¿Realmente fue enterrado en el interior de ese sarcófago? (Las medidas del mismo son: interiores 1.977 m. de largo, 0.677 m. de ancho y 0.872 de alto, y las exteriores 2.278 m. de largo, 0.977 m. de ancho y 1.048 m. de alto)

El sarcófago es más grande que la entrada, lo que plantea un serio problema: resulta imposible sacarlo de ella. Por lo tanto, debió haber sido colocado en la Cámara del Rey durante o después de la construcción de la pirámide.

Esta Cámara, al igual que la de la Reina, posee conductos al exterior, que suelen interpretarse como canales de ventilación, pero no alcanzamos a entender para qué precisaba un cadáver estar “ventilado”.

No me detendré en los juegos numéricos que plantean tanto el sarcófago como la propia pirámide, ni las relaciones astronómicas que se han querido establecer a propósito de esta construcción. Me basta hoy con mencionara esta tumba como la primera de las trece que forman parte de mi vida por una u otra razón.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies necesarias técnicamente
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Ir al contenido