Imagínate en el interior de la página de un libro

Imagínate en el interior de la página de un libro
Imagínate en el interior de la página de un libro.
Con la nariz pegada al papel, apenas alcanzas a ver la última palabra de la frase por la que transitas. Algunos, los alumnos más aventajados, alzan la mirada y logran tener una perspectiva más elevada; tal vez, descubren el siguiente párrafo al completo. Es posible, incluso, que en un trance místico haya quien llegue a leer de un tirón la página entera.
Pero, ¿acaso quiere eso decir que no está sucediendo el resto de la historia al mismo tiempo en el libro aunque tú no lo leas? ¿Crees que no está ocurriendo todo y todo a la vez, adelante y atrás – páginas precedentes y páginas posteriores-, aunque tú apenas digieres el significado de la palabra que acabas de descubrir en tu inmediato, transitorio y efímero presente que es el último segundo de tu vida que acabas de consumir mientras lees “lees”?
Si este juego especulativo fuera cierto, ¿qué mano escribió todas las historias posibles y qué mágica edición permitió que sucedieran a la vez?
¡Qué enorme locura pretender encontrar las galeradas de este desatino!

Entradas similares

Ir al contenido