Novela

¿Apocalipsis?

Al Qaeda, Isis, Trump, cambio climático… ¿se cumplirán las profecías?

Publicación:30/05/2017
Páginas: 304
Tamaño:
Encuadernación:
ISBN: 978-84-16694-66-2
IBIC:

ediciones luciernaga
Apocalipsis Portada

SINOPSIS

Parece que la Humanidad ha entrado en una espiral de locura que puede conducir a su destrucción: atentados terroristas islámicos, aparición de partidos políticos xenófobos y racistas, ascenso al poder de sujetos como el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump? La fecha del fin del mundo ha sido anunciada numerosas veces a lo largo de la historia sin que los pronósticos se cumplieran. En esta obra conviven profetas, videntes, dioses, demonios y ángeles, y en ella nos aguardan terribles predicciones, sentiremos en la nuca el aliento de monstruos legendarios y nos obliga a enfrentarnos a nuestras propias creencias.

PROLOGO

La pesadilla de la cuenta atrás
Estamos en la cuenta atrás. Ésa es la idea básica de las profecías que encontrará el lector en este libro. Videntes y augures han creído ver retazos del futuro o tuvieron encuentros con seres tomados por divinos que les revelaron cómo serían los días venideros. Tanto en unos como en otros casos, el futuro no es halagüeño.
Se diría que cada vez queda menos para… ¿para qué exactamente? ¿Y si nuestro futuro se pareciera cada vez más a alguno
de los pasados de otros a quienes desconocemos?
Cuando empiece el año mil que sigue al año mil
«Cuando empiece el año mil que sigue al año mil, el hombre habrá cambiado la faz de la tierra: se proclamará el señor y el soberano de los bosques y de las manadas: habrá surcado el sol y el cielo, y trazará caminos en los ríos y en los mares. Pero la tierra estará desnuda y estéril, el aire quemará y el agua será fétida: la vida se marchitará porque el hombre agotará las riquezas del mundo. Y el hombre estará solo como un lobo en el odio de sí mismo.»
Cuando empiece el año mil que sigue al año mil, el hombre habrá esquilmado las riquezas del mundo, presumió Juan de Jerusalén en los albores del año mil. ¿Es posible que alguien en la Edad Media hubiera logrado echar un vistazo al futuro entre los visillos de la historia que penden de los dedos de los dioses?

Ir al contenido