Ensayo

Los Templarios y la Palabra Perdida

En 1118, nueve caballeros francos y flamencos encabezados por Hugo de Payns se presentaron en Jerusalén ante el rey Balduino II.

Publicación06/11/2006
Páginas: 400
Tamaño: 15 x 24 cm
Encuadernación: cartoné
ISBN: 8441413606
IBIC:

edaf ediciones
Los Templarios y la palabra perdida

SINOPSIS

En 1118, nueve caballeros francos y flamencos encabezados por Hugo de Payns se presentaron en Jerusalén ante el rey Balduino II.

¿Qué pretendían? ¿Acaso velar por la seguridad de los peregrinos en Tierra Santa? De ser así, ¿cómo es que no hay noticia alguna de que participaran en batalla o refriega militar durante nueve años?

Años más tarde, aquellos nueve caballeros se convirtieron en el núcleo sobre el cual se formó la orden de los Caballeros Templarios. Su poder fue enorme, tanto en lo militar como en lo económico. De ellos se dijo que formaban un reino dentro de los reinos, y una iglesia dentro dela Iglesia.

¿De dónde les vino aquel poder? ¿Qué encontraron en el solar del viejo templo de Salomón que transformó la historia medieval?

Se ha hablado de un secreto templario. Unos proponen que poseían el Santo Grial; otros, el Arca dela Alianza.

En este libro se ofrece una aventura extraordinaria a lo largo de la historia en busca del verdadero secreto de los templarios.

PROLOGO

El lector está a punto de comenzar un libro que le transportará a mundos diferentes, y sin embargo más próximos de lo que tal vez creyó jamás. Es éste un libro que habla de fórmulas mágicas, de secretos tesoros, de seres mitológicos y de personajes históricos. Es un libro lleno de dioses y de Dios. Una colección de líneas donde hemos instalado siglos de historia y donde aparecen héroes y villanos, magos y monjes, papas y reyes. Es un libro que le conducirá desde las cavernas prehistóricas hasta las inquietantes catedrales góticas y en el curso de cuya lectura podrá escuchar conjuros y maleficios, el piafar de los caballos de los templarios o el entrechocar de espadas y cimitarras. Es éste un libro, al fin, que sólo podrán leer quienes aún tengan intacta la capacidad de sorprenderse, puesto que no hay mayor sorpresa que ver de otro modo todo aquello que nos ha rodeado y nos rodea: la propia historia del hombre.

Pero hay tanto que contar, que no nos podemos demorar ni un instante más. Déjense llevar y vuelen de pronto hasta los inicios del siglo XII. Después, ya verán, para entender lo que pasó deberemos repasar lo que ya había sucedido cientos, miles de años antes…

En 1118 nueve caballeros francos y flamencos encabezados por Hugo de Payns, al parecer señor de Montigny y oficial dela Casade Champaña, se presentan ante el rey Balduino II de Jerusalén. Cronológicamente, acabamos de aterrizar en las Cruzadas. La ciudad había sido arrebatada a los árabes teniendo a Dios por ariete el día 15 de Julio de 1099. Sobre los ríos de sangre, que a la gente llegaban por los tobillos según anotaba un cronista de la época, se fundó el reino Latino de Jerusalén.

Ir al contenido