Todo eso pensé hace unos días

Todo eso pensé hace unos días
Iluminó el primer trazo cuneiforme sobre aquella tablilla de barro; proyectó la sombra del escriba sentado frente al papiro; hizo entornar los ojos a Héctor al intentar contar los barcos aqueos atracados frente a Troya; arrancó el sudor de la frente de Aníbal y de Escipión en la batalla de Cannas; asistió impasible a los suicidios de Marco Antonio y Cleopatra; observó con curiosidad el auge y caída de Alejandro, de Julio César o de Napoleón; sonrió cuando dijeron que no se ocultaba jamás en el reino de Felipe II al ver el triste final del monarca en El Escorial; vio pasar por el escenario de la vida a Mozart, a Beethoven, a Lennon y a Mccartney; admiró a Veermer de Delf, a Velázquez y a Reembradt por el empeño que pusieron en atrapar su luz sobre el lienzo…
Todo eso pensé hace unos días mientras mi cuerpo se secaba ante el mismo Sol que los vio morir a todos y cubrió sus tumbas con su sombra. Como lo hará con mis cenizas.

Entradas similares

Ir al contenido